Rutas de un
día por el
entorno de
NOJA y TRASMIERA

¿Quieres aprovechar tu estancia en nuestro alojamiento rural en Argoños, para conocer una de las zonas más hermosas de la costa cántabra? La Posada El Trasmerano se encuentra en la Comarca de Trasmiera. Y si tan sólo dispones de 1 o pocos días, igualmente tendrás la oportunidad de disfrutar de parajes muy próximos y únicos.

Te proponemos varias rutas cortas para conocer y ver lo mejor de Noja en poco tiempo. Cualquiera de ellas te permitirá conocer sus parajes más bellos y sus lugares más emblemáticos y representativos.

Y es que el encanto de Noja no se debe únicamente a sus hermosas playas y a su famosa gastronomía. Su casco antiguo es pintoresco y de gran valor cultural. Y además, cuenta en sus proximidades con las bellas marismas de Santoña, y las bonitas poblaciones de Ajo, o Isla entre otras.

Playas de Noja

Ruta por los alrededores de NOJA

La localidad de Noja es famosa tanto por sus bellas playas tanto como por las de otras que la circundan. La Ría de Ajo, con su pueblo y las hermosas vistas que ofrece su célebre Faro, constituyen un entorno muy recomendable para visitar. Por otra parte, Ajo es el lugar perfecto para disfrutar de unas buenas tapas y unos buenos vinos cantábricos, ya que es muy conocida por sus mesones y establecimientos de restauración.

Por su parte, la localidad de Isla, muy turística, es famosa por sus Playas de la Arena y Playa del Sable. Que tampoco debes dejar de visitar. Una vez aquí, en Isla, puede interesarte conocer la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa, asi como el Palacio de los Condes de Isla-Fernández (declarados Bien de Interés Cultural).

Casco Histórico de NOJA

Inexcusable resulta visitar en Noja otros bonitos edificios situados entre interesantes calles por las que recomendamos pasear.

Entre estos edificios está el Palacio de los Marqueses de Albaicín, un bonito palacio del siglo XVI, donde también podemos ver alguna exposición cultural.

Sólo puede visitarse en verano, pero su exterior está disponible como es lógico durante todo el año. Tampoco hay que perderse la Iglesia de San Pedro, famosa por su alta torre, visible desde casi cualquier lugar de Noja.

Pero esto no es lo único que puedes visitar en Noja ya que también hay otras casonas y palacios muy interesantes como pueden ser el Palacio de los Pinares, la Casona de la Torre o la Casa Palacio de los Velasco, sin olvidar el Puente Romano.

Rutas en Noja

Ruta de playas:
Playas de Trengandín y Playa de Ris

Noja cuenta con dos hermosas playas, que son sin duda lo más conocido de la localidad.

Cada verano miles de turistas inundan Noja buscando la calidad de unas playas galardonadas con bandera azul que nada tienen que envidiar a las grandes playas del Mediterráneo.

Una de estas playas es la Playa de Trengandín, situada en un enclave fantástico y con todos los equipamientos que se esperan de un lugar de estas características.

Es una de las más grandes de Cantabria y por su tamaño no encontrarás en ella grandes agobios, por lo que disfrutar de sus 3 km de arena dorada y fina es una gran experiencia.

La otra gran playa de Noja es la Playa de Ris, también de arena fina y dorada y con unas formaciones rocosas que le dan un encanto especial. También tiene todo tipo de equipamientos propios de una playa con bandera azul.

Playas de Noja
Playas de Noja

Observación de Aves
en el entorno de NOJA

Y si te gusta observar aves nada mejor que acudir a las cercanas Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, donde se encuentran dos molinos que no debes dejar de visitar, el Molino de las Aves y el Molino de Joyel. En el primero de ellos se encuentra un centro de interpretación del turismo de naturaleza.

Observación de Aves
en el entorno de NOJA

Y si te gusta observar aves nada mejor que acudir a las cercanas Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, donde se encuentran dos molinos que no debes dejar de visitar, el Molino de las Aves y el Molino de Joyel. En el primero de ellos se encuentra un centro de interpretación del turismo de naturaleza.

Faro del Caballo en SANTOÑA

El Faro del Caballo comenzó a funcionar el 31 de agosto de 1863. El acceso, con un más de un centenar de escalones, lo colocaron los presos del Cuartel del Presidio de Santoña. La altura del plano focal es de 24 metros sobre el nivel del mar y de 13,36 metros sobre el terreno.

En 1993 acaba su historia como faro y deja de estar operativo, sufriendo reiterados actos vandálicos.

En 2013 los reclusos del Centro Penitenciario El Dueso, acondicionaron el entorno y los escalones como parte del proyecto Nácar (Naturaleza y Cárcel).

Actualmente, el Faro del Caballo es muy visitado por senderistas que recorren varias de las sendas del Monte Buciero.

SANTOÑA:
playas, marismas, fuertes, senderismo…

La principal actividad económica se basa en una importante industria pesquera y conservera. Es una villa marinera que fue patria natal de Juan de la Cosa, con playas y marismas que la han convertido en un centro turístico de primer orden. Sus principales monumentos son la iglesia de Santa María del Puerto y los palacios del marqués de Chiloeches y de los duques de Santoña. Cuenta con una espectacular playa, llamada Playa de Berria, con bandera azul de más de 2 kilómetros de longitud.

Por otro lado, el Monte Buciero (actualmente una zona con varias rutas de senderismo) cuenta con varios fuertes como el Fuerte de Napoleón, el de San Carlos y el de San Martín, todos ellos protegidos por la ley del Patrimonio de Cantabria. Todos estos fuertes nacieron con la idea de crear un sistema defensivo que sustituyera las frágiles defensas con las que contaba Santoña en el Siglo XVII durante la Guerra de la Independencia entre España y Francia. Precisamente, fueron los franceses quienes comenzaron la edificación de los fuertes.